AI en WordPress III: Categorías y etiquetas

A la hora de organizar el contenido en WordPress, las categorías y etiquetas nos permiten agrupar diferentes publicaciones que tienen elementos en común. Vemos como utilizarlas, y como crear las que mejor se adapten a nuestro proyecto.

Categorías y etiquetas

Nos ayudan a clasificar los diferentes posts para facilitar:

  • Su indexación en buscadores.
  • Su encontrabilidad para los los usuarios que visitan la web.

Es decir, podemos utilizar palabras clave (keywords) por las que queremos figurar en buscadores para categorías y etiquetas, pero de modo que sean útiles para el visitante de nuestra web.

¿En qué se diferencian las categorías y etiquetas?

Las categorías son las diferentes “carpetas” en las que vamos a almacenar y dividir nuestros artículos. Las etiquetas (o tags) sirven para añadir más información a estas categorías, y en ocasiones para relacionar artículos de diferentes categorías.

Las categorías y etiquetas tienen una diferencia fundamental: Las categorías pueden organizarse en forma de árbol (jerárquicamente), mientras que las etiquetas son totalmente horizontales. Es decir, puede haber categorías “padre” e “hijo”, pero no con las etiquetas.

Categorías y etiquetas en WordPress

Es decir, lo ideal es que las categorías sean lo bastante excluyentes como para que la mayoría de posts sólo tengan que pertenecer a una (puede haber excepciones). Pero un post puede tener varias etiquetas.

Ejemplo:

Una tienda de ropa podría tener diferentes categorías (camisas, pantalones, calzado) y subcategorías (dentro de calzado, podría haber zapatos, botas, sandalias, etc).

Las etiquetas (tags) podrían ser las diferentes marcas, ofertas, etc.

¿Y si un post pertenece a varias categorías o etiquetas, puede aparecer como contenido duplicado y perjudicar mi posicionamiento en buscadores? Desde 2008 Google avisa de que no penaliza esto como contenido duplicado. Pero poner un post en muchas categorías o etiquetas no va a mejorar el SEO de por sí. Una categorización correcta y lo más simple posible si puede mejorarlo.

¿Como utilizar categorías y etiquetas?

Aquí si hay regla de oro: Utiliza las categorías y etiquetas de forma que comuniques la máxima información con el menor número posible.

¿Por qué el menor número? Porque mientras más opciones, mayor esfuerzo cognitivo hay que hacer para elegir. Cuando hay muchas opciones, es más fácil escoger la primera “posiblemente válida” que leer todas y valorar la mejor, lo que disminuye la probabilidad de que encontrar lo que se busca a la primera. Así que si hay que elegir, mientras menos opciones, mejor.

Si quieres conocer la base científica de por qué demasiadas opciones son contraproducentes, te lo explica con detalle Ricardo Tayar. También lo cuenta Steve Krug en No me hagas pensar: El botón de “volver atrás” es el más utilizado del navegador, porque preferimos equivocarnos y volver, antes que procesar un número alto de opciones. Además, esto es igualmente válido para menús.

Crear taxonomías propias

Quizá queramos crear nuestro propio tipo de etiquetas para clasificar nuestro contenido. Por ejemplo, si hablamos de videojuegos, quizá queramos definir en qué plataformas se publica el juego, de modo que podamos ver todos los videojuegos que hay para una determinada plataforma.

Una taxonomía es un grupo creado para clasificar cosas que tienen algún criterio común. En este ejemplo de videojuegos, todos salen publicados en al menos una plataforma, así que tiene todo el sentido crear una taxonomía propia para esto.

Estas nuevas taxonomías pueden ser jerárquicas (como las categorías) u horizontales (como las etiquetas). También podemos elegir si se aplicarán a posts o páginas, a una categoría determinada, o incluso sólo para un tipo de custom post que hayamos creado. Así, para videojuegos, podríamos tener taxonomías propias para la plataforma, el género, publisher, etc.

¿Cómo crear nuestras propias taxonomías?

Mediante el plugin Types podemos crear nuestras propias taxonomías y personalizarlas a nuestro gusto. También podemos asignar a qué tipo de publicación queremos que se asocien. Si preferimos crear el código directamente, este post de Juan Díaz Bustamante puede ser de ayuda, así como consultar la documentación del WordPress Códex.

Añadiendo una taxonomía con el plugin Types

Añadiendo una taxonomía con el plugin Types

¿Cuál es la ventaja de utilizar taxonomías personalizadas?

Los beneficios son los dos que comentábamos al comenzar esta serie de posts: para el usuario, y para los buscadores.

Crear las taxonomías que comentábamos para videojuegos permite a los visitantes de la web consultar los juegos de su plataforma favorita, ver que novedades hay en un determinado género o saber los últimos lanzamientos de un publisher en concreto. Esto también puede dar más visibilidad a tus publicaciones. La crítica de un videojuego puede salir en varias categorías, lo que significa que más usuarios interesados pueden encontrar un determinado post.

Por otra parte, a los buscadores les encantan las categorías. Suelen posicionar bien las páginas “índice”. Quizá una web de videojuegos no pueda competir por poner su home a la altura de los grandes del sector, pero podría ser encontrada buscando por sus categorías, si ha hecho un buen uso de ellas.

¿Taxonomías o Custom Fields?

Las taxonomías, los campos personalizados (custom fields) y los posts personalizados (custom posts) tienen usos diferentes.

Taxonomías: para agrupar diferentes publicaciones con elementos en común. Pueden ser autores de libros, porque interesa saber todos los libros de un determinado autor; géneros de videojuegos, porque queramos ver los últimos juegos de estrategia que han salido; tipos de recetas, porque estamos buscando un postre en concreto. Es decir, se agrupan porque se utilizan estas agrupaciones para hacer búsquedas.

No tendría sentido, por ejemplo, crear una taxonomía de páginas de libros, porque nos da igual cuántos libros hay de 386 páginas. Los grupos creados no serían relevantes para hacer búsquedas.

Custom fields: Para añadir características a un tipo de publicación, especialmente si son características que se repiten en todas las publicaciones de este tipo. Por ejemplo, si hacemos posts de libros, el número de páginas podría ser un custom field. Si hacemos reviews de videojuegos, la jugabilidad, gráficos, precio, serían también custom fields.

Custom posts: Para publicaciones totalmente diferentes del uso que damos habitualmente a un post. Por ejemplo, si los libros van a tener una sección diferente a las noticias y con diferente presentación, nos interesa crear un custom post. Si creamos una tienda online en WordPress con Woocomerce, al instalarlo nos añade un custom post para productos.

Estas herramientas nos permiten personalizar WordPress para categorizar y organizar mejor la información que mostramos. Pero no son de utilidad sin una reflexión previa que nos aclare la mejor forma de organizar el contenido. Debemos conocerlo, saber cómo se busca y cuáles son las necesidades que tienen que resolver los visitantes de nuestro sitio web. ¿Cómo decidir todo esto? Hay diferentes herramientas para ayudarnos: auditorías de contenido, creación de personas, tests de treejack, card sorting… Y las iremos viendo aquí.

Este artículo continúa una serie en la que aprendemos la mejor forma de utilizar páginas y posts, categorías y etiquetas, la navegación, custom posts, custom fields, y otras herramientas a nuestro alcance para mejorar la organización de nuestro contenido con WordPress, y facilitar su encontrabilidad, tanto por usuarios como por motores de búsqueda.

curso Divi actualizado y en español