El autónomo valiente

Aunque cada vez está mas normalizado el uso de una estrategia online por parte de las pequeñas empresas, muchas veces es difícil para un autónomo ver que también es aplicable, beneficioso y sobre todo sencillo hacerlo también en su caso particular.

Quería mostrar un ejemplo cotidiano, en el que un autónomo, sin un perfil profesional relacionado con temas online, explora sus opciones para poner en marcha una estrategia en Internet.

Carlos es electricista y decide ponerse por su cuenta, después de que su empresa cerrase y tuviera varios trabajos eventuales. Nos suena la historia ¿verdad?
Su ámbito de actuación es local, sin grandes pretensiones, su barrio de todo la vida y alrededores,  sin embargo como es un tipo inquieto, viendo las ventajas que puede tener estar activo en Internet se pone manos a la obra.

POR DONDE EMPEZAR

rubik_blog_tamano

En principio, tiene gastos más prioritarios, como para embarcarse en contratar a alguien que le diseñe una página Web, por eso, se abre un blog, gratuito y sencillo, donde publicar su perfil, inquietudes profesionales, algunos proyectos, e imágenes relacionadas.
En principio enfrentarse a crear un blog,  puede parecer un mundo, sin embargo,  hay muchas herramientas de consulta y guía.

Nuestro electricista puede parecer temerario, lanzándose a generar contenidos, sin tal vez las habilidades necesarias. No es lo más adecuado, cierto,  pero es la tónica general, dado que la mayoría de empresas no dispone de personal especializado para este tipo de tareas.  Siendo realistas,  pocos redactan “de premio Pulitzer”, así pues, escribir sobre temas afines a nuestros conocimientos y actividad profesional, no es algo tan extraño ni difícil.  Por tanto escribir sobre la última feria de material eléctrico que visitó y destacar aquello que como profesional le llamo la atención, o sobre trucos para rebajar el consumo eléctrico tan demandados ahora, es perfectamente factible para él.

Por  supuesto, incluye  su perfil en RRSS. Las páginas de las redes sociales, son  herramientas para trasmitir a los demás nuestra imagen, las actitudes, gustos, experiencias, e inquietudes  que nos definen. En este caso, a nuestro electricista le interesa fomentar, su perfil profesional,  los servicios y soluciones que ofrece.

Comienza por seleccionar redes,  que le permitan:

• Una buena visibilidad a nivel local, donde se encuentran la mayoría de sus potenciales clientes. Con ese mismo objetivo, también usa  otras herramientas, como  Google Local Business para ubicarse a nivel local.
• Busca tener presencia en redes, donde se concentren otros profesionales de su sector para estar informado.

Escoge, finalmente, Google plus, Facebook y Twitter, lo hace aplicando el sentido común: Sabe que perfil de cliente le interesa, y busca las redes donde le sería más fácil contactarlo.

PRIMEROS RESULTADOS

resultado_blog_tamano

La cosa pinta bien, pues enseguida consigue reseñas de clientes/amigos:

En Google plus, unos conocidos dueños de una cafetería a los que más de una vez, les ha solucionado de urgencia problemas en la instalación eléctrica, y también una amiga propietaria de una peluquería donde, igualmente, le ha solucionado alguna avería, le dejan las primeras reseñas. En Facebook  contacta con conocidos de conocidos en la zona y antiguos vecinos o compañeros de trabajo, que se convierten en potenciales clientes. Gracias a Twitter, se pone en contacto con asociaciones del sector, y se mantiene informado de las ferias, cursos, normativas, además de realizar algún contacto comercial nuevo.

Es el famoso boca a oreja, el típico “Pues yo conozco un electricista muy bueno que…”, amplificado exponencialmente, en su versión “ciber”, por los altavoces que supone la Red. Un antiguo compañero de trabajo, un cliente, o cualquiera que tenga una buena referencia sobre nuestro trabajo se la puede ofrecer a otro, y  a su vez, puede hacernos llegar nuevas oportunidades de negocio.

Recapitulemos, donde esta nuestro electricista hasta el momento:

• El desembolso económico ha sido nulo.
• Para definir su presencia online ha optado por combinar información de su perfil profesional (conocimientos y experiencia, inquietudes profesionales, consultas) con datos más accesibles sobre él, dado que su público parte de su ámbito más cercano, para ir extendiéndose gradualmente, en un efecto mancha de aceite.
• Dicha presencia online le reporta ventajas frente a su competencia, al hacerle más visible.

Sin embargo la actividad diaria, no le permite dedicarle todo el tiempo que quisiera a generar contenidos propios para publicar y actualizar sus perfiles en redes, no mientras los días de los autónomos sólo tengan 24 horas.

Hay que tener en cuenta, que aunque el proceso hasta ahora ha sido sencillo, una vez comenzado, no se puede abandonar, requiere un compromiso. Es necesario integrar el mantenimiento de nuestra presencia profesional online, en el día a día de nuestra actividad. Por ejemplo, si nuestro electricista, sabe que puede tener mensajes de consultas de particulares en Twitter, no puede tardar una semana en contestar,  porque los usuarios que realizaron esa consulta probablemente habrán encontrado la ayuda que buscaban en otro lado, y además habrá perdido por tanto la oportunidad de captarlos como clientes.
Si se abandona la gestión de la presencia online, esta se convierte en una carga en vez en una ventaja.

Dará comienzo así, una segunda fase en la que partiendo de estos comienzos  “amateur”,  si me permitís la expresión, pasa a la siguiente etapa de profesionalización. En esa segunda parte, mostraremos como nuestro electricista, que fue valiente al combinar su modesto negocio con Internet, afrontará el proceso de profesionalización online.

En definitiva, un negocio modesto, también puede dar el salto a Internet, para favorecer su actividad profesional. En función de los objetivos de negocio, debemos definir que estrategia queremos llevar a cabo e incorporar esa estrategia online en su dinámica de trabajo.

pequeno_blog_tamano

Un autónomo pequeño y listo

Panaderías, electricista, fontaneros,  una ferretería, una carpintería, da igual cual sea del tipo de actividad, todos ellos conforman el tejido empresarial tanto como las grandes compañías. Hay muchas maneras de hacerlo, quizá esta no sea la más ortodoxa, pero de lo que se trata es, de perder el miedo y los perjuicios respecto a Internet, simplemente por ser una empresa pequeña.
Ayuda a Pymes

curso Divi actualizado y en español