Empresas sin página web, empresas sin futuro

Al regreso de una escapa de fin de semana atrapados en un atasco en la N-V, reparé en el agua de la botella que habíamos comprado en la gasolinera. A pesar de haberse calentado seguía estando buena, y pensé:

-Mumm ¿de donde es este agua y quien la embotella?-.
Lo que me llevo a escrutar la información de la etiqueta.

Así supe que:
El agua que había llamado mi atención por su calidad, procedía de un manantial propio en un lugar de nombre evocador, Los Ricos de la Higüela en Badajoz. Contaban también con su propio laboratorio para realizar los tests sanitarios obligatorios, información sobre la composición química, envase respetuoso con el medio ambiente, su dirección postal, todo muy correcto, pero….

Empresas sin página web, empresas sin futuro

¿Y la página web? ¡NO HABÍA!.

Después de comercializar un buen producto, ofrecer un valor añadido como la propiedad del manantial y los laboratorios…

Sin embargo, esta empresa con tan buena pinta no tiene una presencia online básica…

¿Por qué sucede esto? Para mi no tiene sentido.
Es un misterio digno de Iker Jiménez y su equipo.

 

Lamentablemente no es una excepción, gran parte de las empresas españolas aún no cuentan con una presencia online definida.

TODAS las empresas, deberían tener presente la importancia de estar en Internet, tanto si se trata de una empresa, una pyme, un negocio unipersonal o un pequeño comercio de barrio.

Amig@ empresario alérgico a Internet:

Si prefieres seguir sin usar Internet, – como escaparate para alcanzar más clientes, potenciar tu imagen corporativa, promocionar tus productos/servicios, y diferenciarte de la competencia-, quizá porque piensas que no encaja con tu actividad o tu tipo de clientes, perfecto, es tu decisión como empresa.

Solamente ten en cuenta un detalle, sin Internet no habrá futuro para tu negocio.

“Habrá 2 tipos de negocios en el siglo 21.

Aquellos que estén en Internet y aquellos que ya no existan.”

Bill Gates

Empresas sin página web, empresas sin futuro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo dicen los datos:

  • Los españoles gastamos unos 13.000 millones de euros a compras en Internet.
    Los compradores en comercios online, en España alcanzan ya los 15 millones.
    Esto convierte a España en el cuarto país de Europa que más compras online hacen.
    Aproximadamente un 32% de la población ha realizado compras en alguna web en el último año. Es un trozo del pastel muy suculento, como para dejarlo escapar ¿no crees?

Comunidad de Madrid, Baleares, País Vasco y Cataluña son las comunidades autónomas que se encuentran por encima de la media española sobre el uso de ordenadores e Internet.

  • Tu competencia ya ha dado el paso:
    Según el INE siete de cada diez empresas tienen página web.
    En España poseen una web corporativa el 71,6% de las pymes y las grandes empresas, el 29,4% de las microempresas. ¿Y tu aún no?
  • El proceso de compra ha cambiado.
    Cuando el usuario contacta con el departamento comercial de una empresa ya se ha informado gracias a Internet. Es decir, Internet va ganando peso a pasos agigantados en la decisión de compra de muchos productos/servicios, tal como queda plasmado en el Estudio de Nielsen o del INE sobre  Internet y la decisión de compra de los usuarios.

Estas son las razones de los usuarios para comprar a través de Internet en los últimos 12 meses. (Datos 2013).
Si no estás en Internet, no te encontraran para realizar comprar alguna, ni por estos y ni por ningún otro motivo:

Motivaciones para realizar una compra online %
Comodidad 78,0
Precio, promociones u ofertas 73,2
Ahorro de tiempo 65,5
Facilidad de compra 55,6
Facilidad para comparar entre ofertas y obtener información sobre productos 53,1
Mayor oferta, mayor gama de productos 52,8
Rapidez en el suministro 42,8
Único medio disponible 24,8
Por recomendación de otra persona 19,8
Por probar 14,0
Otras razones 9,2

Hay muchas maneras de estar presente en Internet, el único error es no estar.

Resumiendo, las empresas españolas que no asuman la importancia de incorporar Internet a su actividad no existirán para gran parte de los consumidores.

Empresas sin página web, empresas sin futuro

Dependiendo de los recursos y de los objetivos empresariales, cada empresa debe encontrar la manera de estar en Internet que mejor le convenga.
Lo básico es tener una página web, sin pretenciosas funcionalidades que encarezcan innecesariamente el site (por favor eso si, como mínimo que sea responsive para “gustar” al último de los algoritmo de Google para móviles) y estar activo en las redes sociales.

Hay tiempo para pasar por distintas fases: Empezando quizá por un blog gratuito, probar con servicios web de terceros de tipo 1&1, y por fin en una etapa de consolidación, en la que consciente de la utilidad de Internet apuestas por una web de empresa propia, en la que todo cobra sentido.

Lo veo cada día, sobre todo en aquellas de mis clientas emprendedoras, a muchas que ayer aterrizaban en Internet, hoy no se explican como no dieron el paso antes.

Hasta el autónomo o la pyme más modesta, puede poco a poco y a su ritmo, complementar su actividad offline con una rentable actividad online.

Da el salto online

Y si quieres cuéntame tu caso.