Errores y aciertos con tu primera web

Siempre que podemos animamos a que toda empresa, por pequeña que sea, a que tenga presencia online.
Y parece ser que surte efecto, porque a finales de diciembre un buen amigo y escenógrafo, se plantó en mi casa y me dijo que se había comprado un dominio y había contratado un wordpress.com. para tener su primera página web.
¡Bien!
Tenía muchas dudas y venía buscando“asesoramiento profesional de amigo”.
Así que, por si sirve de ayuda para aquellos que estáis pensado en tener  página web por primera vez, voy a contaros los aciertos y las novatadas por los que paso mi compi.

El primer acierto:
El primer acierto, fue tomar la iniciativa de poner en marcha la web.
No es fácil decidirse, puesto que Internet es una herramienta que aún resulta extraña para muchos pequeños y medianos empresarios o autónomos, además requiere una atención y unos recursos que debemos medir muy bien.
Sin embargo, hay múltiples formas de tener nuestro negocio en Internet, pero quizá lo más importante es convencerse de dar el paso como hizo Marcos.

Marcos Carazo es escenógrafo, como ya he comentado. Desarrolla su actividad profesional en un mundillo pequeño, donde no es fácil arrancar, aunque afortunadamente, ha conseguido varios éxitos profesionales colaborando en proyectos teatrales que han sido premiados, y en programas de televisión de gran audiencia.
¿Cómo podía Internet ayudarle?
Internet es el mejor escaparate para dar a conocer sus proyectos y conseguir así nuevas oportunidades de trabajo.
Es un medio accesible desde cualquier dispositivo, en cualquier momento, desde cualquier lugar.

the-funamviolistas, Marcos Carazo

Obra de teatro, The Funamviolista. Porfolio Marcos Carazo

Recursos para el proyecto: Sin contar con mi ayuda para definir un poco su estrategia de keyresearch, es decir, localizar las keywords y búsquedas más interesantes hacia las que enfocarse y algún detalle más, y que por la amistad que nos une solo le costo unas cañas y unas morcillas de su pueblo.
Entre el dominio y el hosting apenas se gastó 100€. Su estrategia era clara, la web debía ser económica.

El primer error:
Contrato un wordpress.com, que no es lo mismo que wordpress.org.
El primero es similar a otros sistemas como 1&1, Web 93,etc. Esto tiene como consecuencia inevitable, ciertas limitaciones en cuanto a las funcionalidades que queramos para la web. Algo que queda superado con wordpress.org, desde la modesta opinión de esta declarada “fan” de wordpress.org.
Veamos con más detalle las ventajas de ambos:

Ventajas WordPress.com
• Hosting gratuito (3Gb de almacenamiento).
• Instalación automática de WordPress y sus plantillas.
• Dominio gratuito (más “.wordpress.com”).
• Guarda copias de seguridad de manera automática.
• Protección gratuita (filtros anti-spam)
• Optimizaciones SEO.
• Actualizaciones de WordPress automáticas y gratuitas.
Inconvenientes
• El control sobre la página es limitado. No permite añadir funcionalidades nuevas mediante plugins.
• El acceso a un dominio sin “.wordpress.com”, es de pago.
• Para realizar cambios en el código (PHP), fuera de la funcionalidad de la plantilla escogida, requiere contratar un plan de pago.
• Para que el blog no tenga contenido publicitario también hay que pagar.

Ventajas WordPress.org
• Diseños 100% personalizables.
• Acceso a (CSS) y (PHP) sin coste adicional.
• Variedad en plantillas (temas) .
• Permite ampliar las funcionalidades de la plantlla mediante la instalación de plugins.
• Existen empresas de hosting que realizan la instalación de manera automática.
Inconvenientes
• El control de spam depende del usuario.
• También la actualización de wodpress, plugins y temas.
• El posicionamiento web depende del usuario.
• No hay soporte técnico, salvo el de la propia comunidad.

El Diseño: Una de las grandes obsesiones de los clientes y del propio Marcos, era el diseño. Dentro de las plantillas gratuitas hay cosas interesantes, y entre las plantillas de pago obviamente muchas más.
Echamos un ojo a ver que tenía la competencia y demás. Y aunque para gustos los colores, creo que cumplió los objetivos que se marcó para el diseño: Algo sencillo, limpio y responsive.

Seamos claros y usemos el sentido común para entender algo sobre el diseño: Por muy bonita que sea el diseño de una web si no dice nada que le interese a tu potencial cliente, no tendrá visitas, ni conversiones, en definitiva, no tendrá éxito.
Será un libro vacío y sin contenido, con tan solo unas hermosas cubiertas.
El diseño de tu web, por tanto, debe pensarse para que le guste a tu cliente. Pero además de ser un diseño “maravilloso” estéticamente, sobre todo piensa que, debe tener contenidos útiles, interesantes, atractivos para los usuarios que la visiten.

Así llego el segundo error, cuando se dio cuenta de que antes de plantearse siquiera los colores que quería para la web, primero debía organizar todo el contenido. Había que coger papel y lápiz para contestar a estás preguntas:
¿Cuántas secciones quieres y qué vas a poner en cada sección?
Una vez que supo la respuesta, tocaba organizar y preparar el contenido de cada sección.
Una tarea hercúlea, que le llevo más tiempo y esfuerzo del que pensaba: Tuvo que seleccionar las imágenes, prepararlas para web, organizar la información de cada proyecto profesional, poner fechas, buscar un poco los enlaces externos a través de las menciones de compañeros en el equipo artístico de cada proyecto, más luego subir todo ese contenido… y eso que rescató algunos textos para redactar por ejemplo su “quienes somos”.

Una vez tuvo el contenido, ahora sí, buscamos el diseño que mejor encajase para mostrarlo tal como él quería.

CASA CON DOS PUERTAS MALA ES DE GUARDAR

Obra de teatro: Casa con dos puertas, mal es de guardar. Porfolio Marcos Carazo

Un mes después, tenía su web en marcha.
Aún le quedan nuevos contenidos por subir en una segunda faceta como artista plástico, y continuar actualizando la sección de proyectos teatrales con los nuevos en los que está participando.
Y en el futuro podrá pensar en añadir una sección de blog donde desgranar cada proyecto, comentar eventos, o cualquier cosa relacionada con su actividad en el mundo de la escenografía, la tele, etc.
También tiene como asignatura pendiente (desde aquí aprovecho para recordárselo) que es explotar de manera más activa las redes sociales,…pero poco a poco.
Lo importante es que está satisfecho y motivado, recibe un número de visitas que para su sector y para lo que él necesita cumplen de sobra sus expectativas, ha sido una inversión económica, no le lleva mucho tiempo mantener la web actualizada, y le está sirviendo como escaparate accesible para conseguir nuevas oportunidades profesionales.

Un “happy end”, que no ha hecho más que comenzar.
Desde aquí animar una vez más a todo el que escucha, a que sea cual sea tu sector, tu actividad, o tu tamaño, hay opciones en Internet que no te puedes perder.

Espero que sirva de ayuda :)

curso Divi actualizado y en español