Generación de contenidos: por qué es la mejor estrategia a largo plazo

El peso adquirido por la estrategia de contenidos dentro de la presencia online de una compañía, es cada vez mayor. Sin embargo, hay empresas que descuidan y no atienden esta parte de su estrategia de marketing.
Y se preguntan, por qué su proyecto web no da los resultados esperados.

Del conjunto de recursos que se destinan a la gestión de la presencia online, de una empresa, se espera rentabilidad. Conseguir esos resultados puede plantearse:

A corto plazo mediante campañas de SEM.

A medio plazo combinando acciones de SEO y SEM

A largo plazo combinando SEO y Marketing de contenidos.

  • Mediante SEM, estas en la primera página de búsquedas, pero una vez se acaba el presupuesto diario, si no sales en primera página de resultados, no existes.
  • Mediante SEO, es posible que logres aparecer en la primera página, ¡bien ya existes aleluya! Pero sin contenidos destinados a las personas, sólo los robots de búsqueda serán quienes se interesen por ti, pero ellos no compran. Para los buscadores, especialmente para Google, la creación de contenidos actualizados y optimizados en su redacción es una pieza clave para alcanzar un buen posicionamiento orgánico.
  • Mediante la gestión de contenidos, buscamos atraer a los usuarios. Son ellos, poco a poco con sus visitas e interacciones, quienes indican cuan relevante es tu contenido y obligan a los buscadores a posicionarnos arriba, donde todos queremos estar.

El marketing de contenidos, una carrera de fondo.

Su objetivo es alinear la información necesaria a nivel comercial, con los contenidos que consume habitualmente tu cliente.
Quieres vender y ser su primera opción de compra, pero eso no lo conseguirás sólo con publicidad. A nadie le gusta que le bombardeen con anuncios, huimos de eso.

Además, hoy estamos más saturados de información que nunca, casi intoxicados, el usuario es ahora más proactivo y se informa en varias fuentes antes de decidir, así que habrá que ser originales y constantes para destacar sobre el mogollón.

[Tweet “Lo que se consigue con una estrategia de contenidos activa, es tráfico orgánico.”]

Dicho aumento del tráfico natural, es lo ideal en cualquier proyecto online, porque su crecimiento es constante y progresivo.
En consecuencia, supone un ahorro en campañas de Adwords, Facebook o cualquier otro canal publicitario.

Define tu target: Comienza con una escucha activa del usuario.

¿Quién es tu cliente? ¿En qué redes sociales esta más presente? ¿Qué sabes de sus hábitos de consumo? ¿De qué habla? ¿Qué le preocupa? ¿De qué habla contigo? ¿Qué percepción tiene de esa categoría de producto o servicio? ¿Y de la propia empresa? ¿O sobre tu producto o servicio, en concreto?

Para ofrecer contenidos de calidad que interesen a tus potenciales clientes, es necesario que le conozcas y que empatices con sus motivaciones.
Las respuestas a esas preguntas, además de servir de guía para crear contenidos de calidad, también favorecen la gestión de otras áreas del negocio.

Contenidos que atraenSe parece un poco al “tipo de investigación” que hacíamos de adolescentes cuando nos gustaba alguien:
Qué ha leído, para mencionar el mismo libro u otro del mismo autor, qué música le gusta escuchar para invitarle a un concierto, su color preferido que, “casualmente”, es el mismo de tu camisa…
El objetivo es el mismo, saber más para atraer y seducir.

Identificar el tipo de cliente que queremos, nos permite dirigirnos directamente a este público objetivo, anticipándonos a sus necesidades, y creando contenido específicamente para ellos, que les sea útil, les atraiga a nuestro sitio web, y les permita conocer productos o servicios (los nuestros) pensados para sus necesidades concretas.

Esa es la manera de generar contenidos que lleven al cliente por varias etapas. Desde llamar la atención para motivar la visitar nuestra web, pasando por establecer una relación en redes sociales, ir consolidando la confianza entre ambos y finalmente conseguir que pase de potencial cliente a cliente satisfecho.

Estrategia de marketing: Modelo Aida

Hay que crear contenidos que atraigan la atención de los usuarios.
Para esto, el título es fundamental. Títulos que impulsen a los visitantes a querer ver más.
Después de llamar la atención, el contenido debe tener información interesante para los visitantes. Esto es fácil de detectar mediante analítica:
¿Qué contenidos se visitan más, se comparten, se enlazan? Un contenido que posiciona bien en búsquedas orgánicas tiene enlaces desde otros sitios que lo recomiendan, así como recomendaciones sociales (“me gusta”, +1s, retweets, etc).

Una vez que los contenidos han llamado la atención del usuario y despertado su interés, es el momento de generar deseo. Deseo de ver más información, saber más acerca de los productos o servicios, optar a una posible promoción, etc.

La siguiente etapa es la más decisiva porque el objetivo es facilitar al usuario el realizar una acción; esta puede ser una compra, rellenar el formulario de contacto, suscribirse a nuestra publicación semanal o mensual, descargar algún tipo de información o incluso contactar por teléfono. Esta acción nos permitirá evaluar la conversión de la publicación.

Si se cierran correctamente todas las etapas del modelo Aida, podremos lograr una última etapa en la que el cliente nos recomiende a otros (antes, o idealmente, después de comprar), que ayudará a que el ciclo continúe.

En definitiva, aquellas empresas que no incluyan la gestión de contenidos en su estrategia de marketing online, se están perdiendo las posibilidades de mejora que esta herramienta ofrece como:

Diferenciarse de la competencia, posicionar la web, fidelizar al cliente, notoriedad para la marca, lo que a largo plazo se traduce en más posibilidades de crecimiento para tu negocia.

¿De verdad te lo vas a perder?

 

 

curso Divi actualizado y en español