Ilustradores: Dani Blázquez

Hoy te traemos a un joven ilustrador salmantino con trabajos de una calidad enorme. A pesar de que está presente en varias galerías en internet, no hay mucha información sobre quién es y cómo trabaja. Por eso, nos pusimos en contacto con él, y como es un tío muy majo, amablemente nos contestó a unas preguntas.

Osos: Dani Blázquez

Autobús para el Ayuntamiento de Oviedo. Ver en Behance

¿Cómo decidiste dedicarte a la ilustración? ¿Cómo fueron tus comienzos?

De pequeño, como todo el mundo, siempre estaba dibujando, llenaba folios y folios con todo lo que se me ocurría pero con el paso del tiempo aquello fue yendo a menos, ya se sabe, cuando nos hacemos mayores perdemos muchas buenas costumbres. Llegó un momento en el que incluso lo dejé por completo. Estuve unos tres años y medio sin agarrar un lápiz, hasta que en 2009, tras haber pasado por trabajos que nada tenían que ver con este ámbito decidí retomarlo y prepararme para convertir el dibujo en mi profesión. Así que marché a Oviedo a estudiar Ilustración. Sorprendentemente, aunque estaba algo oxidado como es lógico, el período de inactividad no afectó demasiado a mi mano como dibujante ya que, si algo tenemos los ilustradores es que en realidad nunca dejamos de dibujar en nuestra cabeza. Sencillamente, lo que pasó durante ese tiempo es que no trasladé mis ideas al papel, pero en mi mente nunca dejé de interpretar las luces, las sombras, líneas, direcciones… de todo lo que entraba por mis ojos.

Ya en 2012 di el salto definitivo al recibir los primeros encargos.

Rotulado de autobús en Oviedo por Dani Blázquez

Rotulado de autobús en Oviedo por Dani Blázquez. Ver en Doméstika

¿Qué técnicas sueles utilizar? ¿Prefieres analógico, digital, o un mix?

Suelo combinar ambas técnicas, pero en mis ilustraciones tiene mucho peso el dibujo puro y duro. Me encanta usar grafitos y combinarlos con ajustes y colores digitales. Utilizo Photoshop para estas tareas, pero ciertamente no soy ningún experto, así que podemos decir que lo uso de una forma bastante “analógica”. No es necesario saber manejar al completo un programa tan amplio como este. Creo que es mejor centrarse en saber hacer pocas cosas y dominarlas que intentar abarcar demasiado, corres el riesgo de perderte.

¿Con qué clientes has trabajado? ¿Cómo es tu cliente ideal?

Cuando estaba terminando mis estudios en Oviedo tuve la suerte de ser elegido para ilustrar dos autobuses urbanos. Aquellos fueron mis primeros proyectos como profesional.
Más adelante participé en un concurso online en el que había que customizar una tabla de snowboard para la firma BURTON. No gané, pero varios clientes se fijaron en aquella ilustración. Por un lado, una productora audiovisual alemana, FKP Scorpio, me compró los derechos para usarla como imagen de uno de sus eventos “Hurricane + Southside Festival“, dos festivales musicales celebrados simultáneamente en el norte y sur de Alemania. Por otro lado, la marca de skates longboard canadiense, LANDYACHTZ, la utilizará para decorar uno de sus modelos, dentro de su lineup 2014.

Actualmente estoy más centrado en cartelería, ilustrando pósters alternativos de películas para galerías estadounidenses como Bottleneck Gallery en Brooklyn y en breve para la Hero Complex Gallery de Los Angeles. Estos días me están llegando, también desde los USA, algunos encargos particulares por parte de cinéfilos amantes de este tipo de obras. Todo esto viene a raíz de mi proyecto fin de curso, el cual consistió en la creación de cinco carteles homenajeando a títulos emblemáticos de la ciencia ficción. Algunos de estos pósters han aparecido en varios sitios webs especializados, y recientemente en el libro “Alternative Movie Posters: Film Art from the Underground” de Matthew Chojnacki.

¿El cliente ideal? Aquel que confía en tu criterio, que sabe transmitirte lo que busca y que te deja hacer (sin entrometerse demasiado, jajaja).

Pósters de películas por Dani Blázquez

¿Qué le recomendarías a quien quiera iniciarse en la ilustración? ¿Qué ventajas y desventajas ves a tu trabajo, con respecto a un empleo de oficina?

Pues aparte de dibujar y dibujar, como es lógico, que intenten conseguir que la gente vea lo que hacen. Hoy día lograr visibilidad mundial es algo relativamente fácil gracias a internet. Por tanto es prácticamente obligatorio tener un portfolio online (o varios), e ir poniendo ahí lo que vayamos haciendo, bien sean autoencargos (porque aún no hayamos recibido ningún encargo profesional) o bien los proyectos que nos vayan surgiendo. Plataformas como Instagram o Tumblr también te facilitan el mostrar tu trabajo al resto del mundo. Un par de consejos respecto a esto; tenemos que procurar siempre tener estos sitios actualizados y conectados entre sí. Además debemos ser exigentes con nosotros mismos y subir al portfolio sólo aquello que creamos que merece la pena, si surgen dudas de mostrarlo o no, es mejor que no lo hagamos.

Me gustaría además mencionar algo que estoy notando últimamente cuando hablo con estudiantes de ilustración o gente que está empezando y que creo es importante. Hay cierta obsesión con el tema del “estilo”, de generar cuanto antes una identidad visual propia. Esto no es algo que surja de repente, lleva tiempo, e implica conocer tu manera de dibujar, buscar con qué te sientes cómodo, probar materiales, explorar, fallar, en fin, es un camino que hay que recorrer, pero lo bonito es precisamente eso, recorrerlo y no pensar en que hay un fin. Se trata de ir evolucionando. Yo aconsejaría a alguien que empiece que no se obsesione con esto. Qué sólo se preocupe de dibujar, nada más, y además, de dibujar sobre los temas que más le gusten, porque perseguir las tendencias demasiado a veces hace que nos despistemos. Tarde o temprano alguien se va a fijar en nosotros y las modas, tendencias, etc acabarán pasando por lo que hacemos, no al revés. Está bien saber qué “se cuece” en el mundo de la ilustración, influencias de otros autores, etc, pero siempre añadiendo algo nuestro.

Te diría que una de las mayores ventajas es la típica de que “eres tu propio jefe”, jajaja. Además es un trabajo que puedes hacer desde casa, incluso en pijama! Es genial, jajajaja. Fuera de bromas, ciertamente es un trabajo muy divertido, surgen proyectos diferentes y cuando ves tus imágenes aplicadas en soportes o escenarios tan distintos es algo muy gratificante. Por otro lado se trata de una profesión a menudo solitaria. Yo lo paso realmente mal puesto que siempre fui una persona extrovertida y acostumbrada a trabajar con más gente y esto te puede llegar a afectar. Pero creo que aún así no lo cambiaría por la oficina, jejeje.”

Ilustración de Dani Blázquez

Puedes ver más trabajos de Dani Blázquez en Behance, en Tumblr y en Instagram.

Soy Eduardo Suárez, diseñador front-end y consultor UX. Trabajo creando aplicaciones y entornos web, y realizando consultoría UX y de presencia online. Otros hobbies: música, motos, artes plásticas y ciencia-ficción.
curso Divi actualizado y en español