PYMEs: Un fotógrafo en tu empresa

He realizado un montón de webs con fotos de stock. Y también tengo unos pocos clientes que han optado por hacerla con un fotógrafo, que ha creado imágenes únicas para ellos. A veces un fotógrafo que trabaja con ellos, otras me han pedido que les recomiende uno. He estado presente en infinidad de trabajos fotográficos, y siempre vale la pena. Evidentemente la inversión sube, pero es la mejor forma de diferenciarte de la competencia y dar credibilidad: mostrando la realidad (pero bien iluminada, eso sí).

litalighting homepage

La portada de litalighting.com no se vería igual sin esta impresionante foto de las oficinas de Condé Nast

Dar la cara:

Como comenté anteriormente por aquí, este año, si no lo hacías ya, toca dar la cara. Tus clientes quieren saber con quién hablan, Google puede mostrarte como autor de los contenidos que publiques, y da mucha credibilidad a un negocio ver las caras de los que trabajan ahí. Así que si vas a dar la cara, mejor tener a un fotógrafo que te ayude a salir bien.

un fotógrafo en tu empresa

Gracias a Raeldom, le pedí una foto para redes sociales y casi me hace presentador de informativos :P

Para ecommerce:

Si tienes un comercio electrónico, tener buenas fotografías de los productos es un valor añadido importantísimo. Si en vez de hacer como tu competencia y poner las fotos que suministra el fabricante, tienes las tuyas propias, más, mejores, y mejor iluminadas… Pues da más ganas de comprar ahí, ¡claro!

Ser único – material promocional:

Hacer una sola sesión de fotos para tu empresa puede dar un material promocional único que puede aprovecharse de infinidad de formas: La web, catelería, flyers, tarjetas, notas de prensa, reportajes, catálogos… La lista es interminable. Evidentemente, llegará un momento en que estará muy visto y necesitarás material nuevo, pero una buena sesión fotográfica, bien aprovechada, puede dar para un año de imágenes, o más incluso… No hablo de que tengas todas las fotos para un año de blogging, o de nuevos productos en el ecommerce, esto es impensable, pero sí de tener las principales imágenes de tu site y para promoción.

Calidad:

Hay una cosa común a casi todas las fotos de stock: huelen a fotos de stock. Están pensadas para que sean útiles en multitud de situaciones, lo que también las “despersonaliza”. Seguramente son mejores, si las anteriores estaban hechas con el móvil o mala iluminación, pero esto no las convierte en la mejor solución posible. Unas fotos bien iluminadas, con buen equipo y realizadas por un buen profesional darán una imagen mucho más precisa de lo que quieres ofrecer.

lingcars

lingcars.com lleva años haciendo estilo del mal gusto y marcan tendencia. Parece que en 2014 se llevarán las imágenes con cortinillas de baño de fondo.

Yo hace tiempo que trabajo con Raeldom cuando el proyecto lo permite, y los resultados siempre han merecido la pena. Queda pendiente, para un próximo post, explicar cómo preparar un proyecto con un fotógrafo para sacarle el máximo partido.

curso Divi actualizado y en español