Typeform: Los formularios del futuro, hoy

Hoy hablamos de una startup de la que soy muy muy fan: Typeform. Son revolucionarios, son 200% UX, y son españoles. Los sigo desde la primera beta, y he podido ver la evolución. Para mí, tienen la herramienta de formularios definitiva. No se trata de matar a los formularios tradicionales, aún les queda mucho recorrido y hay contextos en los que siguen siendo la opción más apropiada. Pero Typeform ha dado un golpe sobre la mesa con esta herramienta innovadora, que pretende cambiar para siempre la forma en que interactuamos con los formularios.

Una revolucion necesaria

Y es que los formularios apenas han experimentado cambios desde los inicios de la web tal y como la conocemos hoy en día: labels e inputs existen desde el pleistoceno de internet. Son elementos vitales que se necesitan para interactuar con el usuario, y obtener sus datos, feedback, opiniones, etc. Pero lo cierto es que normalmente son complicados de crear y engorrosos de rellenar.

Se han hecho mejoras, especialmente en áreas críticas como la validación (por ejemplo, Twitter) que han contribuido a hacer más llevadero y fácil rellenarlos. La popularización de la usabilidad para desarrollos web también ha contribuido. Se trata de reducir el tiempo empleado por el usuario para rellenarlos, porque se entiende que es una tarea que (casi) nunca se hace por gusto. El usuario quiere comprar en el comercio online, por eso rellena el formulario, pero no porque le guste rellenar formularios.

Typeform ha cambiado esto: rellenar un formulario no tiene por qué ser una tarea tediosa, de hecho puede ser divertido. Poniéndose en los zapatos del que lo completa, y también de quien tiene que crearlo, han cambiado por completo la experiencia.

Una solución multidispositivo

Con el auge de dispositivos móviles y tablets, hoy día es necesario tener un sitio web cuyo diseño se adapte a todo tipo de dispositivos. Esto supone mayores costes de desarrollo, pero mejorar la experiencia de usuario ayuda a mejorar los beneficios.

Este es uno de los puntos fuertes de typeform: Cuando creas un formulario con su herramienta, tienes la tranquilidad de que se adapta a todo tipo de dispositivos. Sin hacer ningún esfuerzo extra; Typeform lo hace por nosotros.

Y no sólo se adapta a cualquier dispositivo moderno: funciona sin problemas en navegadores antiguos como Internet Explorer 7 y 8, con algunas pequeñas limitaciones, pero manteniendo una experiencia muy superior a la de un formulario corriente.

Una experiencia de uso exquisita

Y es que la mejor forma de entender cómo funciona Typeform es rellenando uno: en su sitio web hay una pequeña galería de formularios creados como ejemplo para probar la herramienta.

Y lo mejor es que no sólo han pensado en quien completa un formulario: el proceso de creación también está también extremadamente cuidado, todo se hace mediante arrastrar y soltar, y no son necesarios conocimientos técnicos. En ningún caso hay que tocar código.

Mejora constante

No sólo se han conformado con crear una herramienta revolucionaria: Desde que salió la primera beta, han implementado varias mejoras: estadísticas, campos ocultos, formularios que van cambiando las preguntas en función de las respuestas precedentes… Hay espacio para la mejora, y desde Typeform cada poco tiempo nos vuelven a sorprender.

Un gran equipo y un montón de trabajo detrás

Once personas (si no contamos al perro), trabajan actualmente en Typeform (y están contratando, por si estás en Barcelona). No es un equipo pequeño para una startup, y viendo los resultados, seguro que no sobra nadie. Si comparas con la primera beta que salió en 2009 (como ves, esto no empezó ayer), el cambio es abismal, aunque el concepto primario ya estaba ahí: formularios fáciles y espectaculares.

Una gran recompensa

Hace un año estaban buscando financiación, y fue una alegría ver que en septiembre del año pasado al fin lo lograron: 550.000 euros de Point Nine Capital y RTAventures. Lo cierto es que aunque parece una mucho dinero, en un equipo del tamaño de Typeform no es una cantidad que permita echarse a dormir. Por esto recientemente han comenzado los planes de pago, con unas condiciones muy interesantes. El producto ya está maduro y toca hacerlo rentable. Sólo queda desearles suerte, y que no paren de mejorar.

En definitiva, quizá no necesites un Typeform para el sign-up de tu sitio web (aunque quizá con un Typeform extraigas más información) pero para una encuesta online, no he visto opción mejor.

Soy Eduardo Suárez, diseñador front-end y consultor UX. Trabajo creando aplicaciones y entornos web, y realizando consultoría UX y de presencia online. Otros hobbies: música, motos, artes plásticas y ciencia-ficción.
curso Divi actualizado y en español